viernes, 11 de mayo de 2012

Bicis, Bicis, Bicis...






Desde que la bici se ganó un puesto en la sociedad, ya entrado el siglo XXI, en cuanto a ser considerada como una alternativa más a las formas de trasladarse de un punto a otro del medio, amén de su uso tradicional para el paseo, no ha dejado de estar presente en la vida urbana en acontecimientos recurrentes o puntuales como encuentros, concentraciones, quedadas, etc., donde se pone de manifiesto su autonomía, eficacia y personalidad en clara estimación sobre los estandarizados medios de transporte o de recreo habituales, a cuya naturaleza habría que añadir la condición ecológica, afortunadamente una circunstancia cada vez más valorada en nuestra contradictoria  sociedad.

Una muestra de esa presencia de la bicicleta en la vida urbana la constituye la exposición de distintas concentraciones de bicis en Bilbao, Madrid, Valladolid y Roma, que la Asamblea Ciclistade Valladolid ha llevado a cabo este año 2012 en el cobertizo de la Casa de Zorrilla en Valladolid, una sencilla exposición de bicis que recoge diferentes momentos de la actividad social en dichas ciudades, retratando no sólo esta modalidad de vehículo a propulsión humana con todo lo que lleva implícito de saludable, sino también la idiosincrasia de los lugares aludidos.
La exposición promovida del 11 al 15 de mayo de 2012 dentro de la actividad “UNA CASA CON JARDÍN PARA LLENAR”, tiene su paralelismo en la PUCELONA 2012, una concentración ciclista vallisoletana que durante el sábado, 12 de mayo, y domingo, 13, se llevará a cabo de 10.00 a 14.00 horas en el jardín romántico de la Casa de Zorrilla, salvaguardando la pasión por los velocípedos que Narciso Alonso Cortés, benefactor de esta Casa, demostró desde el nacimiento de los mismos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada